¿Qué es la Alianza en México?

I. Introducción

 
La democracia del siglo XXI supone que los gobiernos estén en consonancia con los gobernados. Para ello es indispensable que éstos dispongan de información oportuna y de calidad que les permita conocer cómo se toman las decisiones en los diferentes ámbitos del gobierno y de esa manera estar en posibilidad de participar e incidir activamente en los procesos de elaboración, implementación y evaluación de las políticas públicas.
 
La iniciativa de Alianza para el Gobierno Abierto (AGA o en inglés Open Government Partnership - OGP) a la cual México se une con entusiasmo, permitirá consolidar los esfuerzos que hemos realizado en los últimos años en materia de transparencia, acceso a información y combate a la corrupción por medio de las suscripción de iniciativas e instrumentos internacionales, destacando: la Convención de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico para Combatir el Cohecho de Funcionarios Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales, la Convención Interamericana contra la Corrupción y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción.
 
La Alianza para el Gobierno Abierto brinda la oportunidad de articular programas y políticas en curso que coinciden con los propósitos que inspiran esta iniciativa multilateral para transformar la relación entre gobernantes y gobernados; para proporcionar no sólo más información, sino de mayor utilidad; para participar de manera más informada en la elaboración de políticas públicas y, en el largo plazo, recibir servicios de mejor calidad. Tanto el Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción como el Programa de Mejora de la Gestión, hacen patente el compromiso del gobierno federal de fortalecer el Estado de Derecho, la cultura de la rendición de cuentas, el combate a la corrupción y, en general la mejora del desempeño institucional del gobierno.
 
El gobierno mexicano está convencido de que la lucha contra la corrupción, el apoyo a la transparencia y la rendición de cuentas social son esenciales para la gobernabilidad democrática y constituyen elementos clave para promover la inversión, aumentar la competitividad económica y fortalecer el estado de derecho. Por lo tanto, dentro de esta iniciativa, México enfocará sus esfuerzos hacia el cumplimiento de cuatro de los cinco grandes desafíos que la integran, a saber: mejorar los servicios públicos, aumentar la integridad pública, administrar los recursos públicos con mayor eficacia y mejorar la rendición de cuentas corporativa.
 
Mediante una doble consulta trabajamos tanto con instituciones públicas como con organizaciones de la sociedad civil para construir el Plan de Acción que hoy se presenta y que reconoce las grandes asimetrías que existen en el país. Asumimos como país que lograr disminuir estas brechas será un reto, un compromiso y un elemento esencial de este Plan de Acción.
 
Integrar este plan de acción exigió diálogo, trabajo y compromiso entre las instituciones públicas, fundamentalmente de la Administración Pública Federal, a las que se sumaron las principales empresas públicas del sector de energía, el organismo regulador de las Telecomunicaciones, la Auditoría Superior de la Federación y el Banco de México.
 
A fin de estar en posibilidades de cumplir con los tiempos para la elaboración del presente Plan de Acción, establecidos en la convocatoria, se acotó la consulta pública a la Administración Pública Federal y a unos cuantos Organismos de la Sociedad Civil. Aquellos que por su propia vocación trabajan temas como la transparencia presupuestal y la participación ciudadana en la elaboración, implementación y evaluación de políticas públicas.
 
El Plan de Acción que hoy se presenta ante el comité Promotor de la Iniciativa para el Gobierno Abierto recoge las acciones que en México ya se han venido desarrollando y se destaca su compatibilidad con los objetivos de la Alianza para el Gobierno Abierto.
 
Los compromisos planteados aquí rescatan las demandas y preocupaciones de la sociedad civil. Con el derecho al acceso a la información, la transparencia, la rendición de cuentas y el uso de las tecnologías de la información buscamos construir mejores gobiernos que facilitan la comunicación y toma de decisiones, generan conocimiento y fortalecen la gobernanza. Gobiernos abiertos para ciudadanías y ciudadanos fuertes. México asume los retos planteados por esta iniciativa y se compromete a que sobre los avances que se logren informará a los otros países convocantes y, más importante aún, rendirá cuentas a sus ciudadanos.
 
México manifiesta su entera disposición a promover la Alianza para el Gobierno Abierto en los foros internacionales en que participa, tanto en aquellos especializados como en los de carácter regional. Hace de esta disposición un compromiso que forma parte integrante de su Plan de Acción.
 

II. Esfuerzos realizados hasta ahora

 
A partir del reconocimiento constitucional del derecho de acceso a la información, como derecho fundamental, se ha desarrollado un marco normativo que al tiempo de incorporar instrumentos internacionales ha construido instituciones, elaborado nueva legislación e implementado políticas públicas que giran en torno a los principios rectores de la iniciativa para los gobiernos abiertos.
 
Los principios que rigen la Alianza para el Gobierno Abierto coinciden con esfuerzos que en nuestro país realizamos en el marco del Plan Nacional de Desarrollo 2007- 2012, del Programa de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción, del Programa de Mejora de la Gestión y otras políticas públicas que comienzan a rendir frutos en el ámbito federal, de los cuales destacamos los siguientes:
Mejora de los Servicios Públicos
 
Mejora de la Gestión. Se refuerza la transparencia en los procesos. El gobierno federal ha centrado sus esfuerzos en desarrollar la capacidad institucional por medio de 1,371 proyectos de mejora en el 90% de las dependencias de la Administración Pública Federal, al tiempo que llevó a cabo una mejora regulatoria para eliminar cerca del 40% de los trámites federales y más del 45% de las disposiciones normativas innecesarias y simplificando la tercera parte de éstas (3,549) en nueve manuales de aplicación general.
 
Portal Ciudadano (www.gob.mx) El portal, concluido en la primera de sus tres etapas, consiste en un buscador que presenta toda la información gubernamental de México totalmente indexada. Con esta herramienta cualquier ciudadano está en condición de encontrar la información oficial para atender sus necesidades en relación con los servicios que le ofrece el gobierno.
 
Acuerdo de interoperabilidad y datos abiertos. Es la piedra angular de la nueva política de gobierno electrónico en México, pues permitirá avanzar en el desarrollo de sistemas que, a su vez hagan posible intercambios digitales interoperables, así como publicar todos los datos públicos de acuerdo con las definiciones de datos abiertos.
 
Aumentar la Integridad Pública
 
Transparencia Focalizada. La Ley de Transparencia garantiza el acceso a la información pública y faculta a la ciudadanía para solicitarla a cualquier institución gubernamental. A fin de llevar a sus últimas consecuencias dicha Ley el gobierno federal tiene una política de transparencia en información socialmente útil que permite identificar, sistematizar y publicar información que ayuda a los ciudadanos a tomar mejores decisiones a fin de reducir posibles riesgos o resolver algunos problemas públicos sobre diversos asuntos como: la seguridad, la salud, las finanzas personales o en la provisión de bienes públicos, productos y servicios.
 
La transparencia en los procesos de toma de decisiones del Banco Central, en particular, de los factores que más influyen en las determinaciones que se adoptan y en la forma en que opera la Institución, a través de la publicación de las actas de la Junta de Gobierno con motivo de las decisiones de política monetaria.
 
Marco de Integridad y Ética Pública. Para reafirmar los valores del sector público se elaboró el Código de Ética de la Administración Pública Federal, se reformó la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos y cada organismo federal emitió su código de conducta. Adicionalmente, para fomentar la legalidad y responsabilidad pública en los servidores públicos se utiliza el curso sobre cultura de la legalidad, diseñado en conjunto con el National Strategy Information Center, que brinda a los participantes elementos técnicos al tiempo que desarrolla habilidades para resolver con éxito situaciones de conflicto de interés.
Administración más efectiva de los recursos públicos
 
Compras gubernamentales. El gobierno federal ha transformado el sistema de contrataciones públicas de una función administrativa y de control a un mecanismo estratégico para un ejercicio eficiente y efectivo del gasto público, desarrollando un proceso de adquisiciones consolidadas y contratos transversales, además del rediseño del Sistema de Contrataciones Públicas Electrónicas (CompraNet) para obtener procesos de contratación completamente digitales.
Incrementar la rendición de cuentas corporativa
 
El gobierno de México en conjunto con algunos colegios de abogados, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y la Cámara Internacional de Comercio- México diseñó un Taller de Integridad Empresarial para dar a conocer, en el sector privado y entre sus profesionales los instrumentos internacionales contra la corrupción que tienen un efecto sobre las empresas, así como divulgar herramientas que pueden ayudarles a implementar un control interno integral, con sustentación ética y un programa de cumplimiento. El primer taller fue en mayo de 2011 para representantes de los sectores farmacéutico, transporte y energía.
 

III. Compromisos

 
Mejora de servicios públicos
 
 Para consolidar la estrategia de mejora de servicios, el gobierno federal involucrará a los ciudadanos en la evaluación de 300 trámites y servicios federales de alto impacto, además consolidará dos proyectos de ventanilla única para las transacciones comerciales y corporativas, y creará un banco de proyectos exitosos para su transferencia e implementación en procesos de mejora y nuevos proyectos en los organismos federales.
 
Para fortalecer esta estrategia el gobierno federal se apoyará en el desarrollo del portal www.gob.mx para convertirlo en una herramienta interactiva de intercambio de información y realización de trámites personalizada entre el gobierno y el ciudadano.
 
Sumado a estos esfuerzos se buscará por medio del esquema de interoperabilidad y datos abiertos promover la integración de los procesos relacionados con servicios digitales y utilizar plataformas y sistemas de información comunes, a efecto de propiciar el uso de bases de datos crudas por la sociedad.
 
Con este reto, el gobierno mexicano tendrá una nueva generación de bienes públicos digitales basados en fuentes de información confiables y relacionadas con los derechos y necesidades básicas de los ciudadanos, tales como registros de identidad, propiedad y salud.
 
Aumentar la Integridad Pública
 
Este compromiso consiste en profundizar la publicación de información socialmente útil, para lo cual el gobierno federal mexicano actualizará y reforzará los criterios y procedimientos mediante los cuales todos los organismos federales deben identificar y publicar dicha información.
 
En particular se fortalecerá la transparencia presupuestaria, a través de la publicación y actualización periódica de inversiones, finanzas públicas, transferencias de recursos federales a las entidades federativas, indicadores y evaluaciones, entre otras.
 
Otros compromisos concretos en materia de transparencia se relacionan con tres sectores muy relevantes para el desarrollo del país: seguridad, telecomunicaciones e hidrocarburos.
 
En materia de seguridad se incrementará la información sobre incidencia delictiva a través del desarrollo de herramientas que permitan exportar la información para que el ciudadano pueda hacer su propio análisis. Además se dará transparencia a los criterios de distribución del Fondo de Aportaciones para la seguridad Pública a los gobiernos estatales y el Distrito Federal, asimismo habrá de informarse sobre los reportes que los estados están obligados a enviar al Secretariado Ejecutivo del Sistema nacional de Seguridad Pública.
 
En el sector telecomunicaciones se determinará, a partir de parámetros internacionales, los criterios de transparencia a ser adoptados y con base en los cuales se publicará el cumplimiento de los títulos por parte de las concesionarias, mismas que son objeto de gran interés por parte de la población usuaria de dichos servicios.
 
Asimismo, en materia de hidrocarburos, se buscará, a partir de criterios internacionales de transparencia, publicar información en materia de conocimiento geológico y geofísico para evaluar los proyectos de este sector de manera pública.
 
Finalmente, existe una serie de compromisos del sector educativo que involucran aspectos de transparencia e integridad pública en pos de aumentar la calidad de la educación a través de una estricta vigilancia social, estos proyectos son:
a. Continuar y ampliar la contratación de los mejores candidatos a ocupar plazas docentes por medio de concurso.
b. Ampliar el número de escuelas y alumnos que participan en la prueba ENLACE, así como continuar publicando la información respecto al desempeño de los centros educativos en dicha que permite conocer en qué medida los estudiantes han adquirido las competencias básicas.
c. Disponer de información referente al número de escuelas, maestros y alumnos en forma desagregada.
La información combinada de estos proyectos arrojará nuevos resultados que permitirán tomar decisiones para la mejora de la calidad educativa.
 
Manejo de recursos públicos con mayor eficacia y eficiencia
 
La transparencia presupuestaria no se entiende sin armonización contable, por ello, se incluye el compromiso de avanzar hacia una hacienda pública que a partir de sistemas y metodologías contables homogéneas, garantice una mayor transparencia y rendición de cuentas para que el gasto público se realice en forma eficiente y sea posible medir con exactitud los resultados de la gestión fiscal de todas las instituciones públicas en todos los órdenes de gobierno.
 
Se trabajará en el desarrollo de un Sistema Nacional de Fiscalización, cuya primera etapa de trabajo se vincula con ejercicios de auditoría en el orden estatal y municipal, en el que participarán las entidades federativas por medio de la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental A.C. que agrupa a las entidades fiscalizadoras estatales y al órgano de fiscalización federal, así como la Comisión Permanente de Contralores Estados –Federación que congrega a los Titulares de los Órganos Estatales de Control y a la Secretaría de la Función Pública.
 
Asimismo, la consolidación del nuevo Sistema de Contrataciones Públicas forma parte fundamental del reto de lograr un manejo eficaz y eficiente de los recursos públicos, por lo cual a partir de la reformas a la legislación sobre contrataciones el gobierno federal buscará fortalecer el alcance e impacto de la nueva política de contratación pública con nuevas mejoras al sistema electrónico de compras gubernamentales (Compranet) y con la consolidación de los nuevos esquemas de contratación y los perfiles de los servidores públicos que los operan. En este tema, el gobierno federal también desarrollará cadenas de responsabilidad más claras junto con mecanismos de control que empoderen a organizaciones de la sociedad civil, a los medios y a la ciudadanía en general para el escrutinio de las compras gubernamentales.
 
Incrementar la rendición de cuentas corporativa
 
El Taller de Integridad en los Negocios se desarrollará como un curso en línea con el fin de facilitar su difusión y lograr una mayor audiencia. El curso se promoverá, sobre todo, en sectores donde la naturaleza de los productos y servicios exige una mayor atención a los problemas de la manipulación de licitaciones y corrupción. Se desarrollará un mecanismo de evaluación con el fin de medir el impacto exacto del taller en las empresas. Además, las encuestas estarán dirigidas a evaluar el número de empresas que han desarrollado los programas de lucha contra la corrupción, su cumplimiento, las razones e incentivos que funcionan mejor, así como el impacto global sobre las operaciones de la empresa.
 
En colaboración con organizaciones de la sociedad civil se aumentará el número de empresas que hace pública información sobre su gobierno corporativo y sus resultados económicos, sociales y ambientales.
 
El gobierno mexicano seguirá fomentando el diseño e implementación de mecanismos de autorregulación con el fin de aumentar aún más la integridad corporativa y las prácticas de rendición de cuentas del sector privado. Con esto en mente, se desarrollará un mecanismo que permita reconocer y evaluar a las empresas que han diseñado e implementado programas anticorrupción y de cumplimiento en el proceso de contratación pública.
 
Gobierno y Organizaciones de la Sociedad Civil hemos asumido el compromiso de ampliar el primer ejercicio de consulta. Coincidimos en que es indispensable involucrar a otras organizaciones de la sociedad civil así como a gobiernos estatales y municipales. Durante este primer año de trabajo habremos de replicar internamente el proceso de construcción de compromisos concretos y alianzas estratégicas. 
 
“La información contenida en este portal se distingue por sus fuentes. La correspondiente a la Alianza para el Gobierno Abierto contiene los documentos traducidos del inglés que los miembros del Comité Promotor han consensado con base en el trabajo del Sub Comité de Gobierno de esta Alianza. En segundo lugar, el portal contiene el Plan de Acción de México así como información que documenta el proceso de integración del mismo, revisados y autorizados por el Secretariado Técnico de la AGA en México. La información contenida bajo el rubro de las Organizaciones de la Sociedad Civil, es responsabilidad exclusiva de sus autores.”